Nocturnidad cultural. Cartagena 2012
por: Gabriel Navarro

”…participar y vivir una cultura supondría no sólo reproducirla sino reinterpretarla y transformarla.”
Rosa E. Valle [1]

La experiencia cultural denominada la Larga Noche de los Museos es una propuesta que surgió en Berlín en 1997 con la misión de incorporar a nuevas personas a las instituciones culturales y desde entonces una enorme cantidad de ciudades en el mundo se han lanzado a promocionar esta iniciativa, incorporando aspectos particulares como es el caso de las “Noches Blancas” de París. Como nos recuerdan los expertos, los museos como espacios educativos han de ofrecer a toda la ciudadanía la posibilidad de disfrutar y recrear el patrimonio cultural de las diferentes culturas presentes en la sociedad de nuestro tiempo.[2] Y de lo que se trata es de acercar al máximo estos maravillosos recursos al conjunto de la población.

Uno de los retos es redefinir su misión. Así pues, La actual función del museo plantea sensibilizar la mirada del espectador, convencerle y enseñarle que detrás de las obras de arte hay un proceso con una estética y función determinada, y que, según sean sus planteamientos de exhibición, se adoptarán distintas facetas de creatividad de enorme originalidad.[3] Pero lograr esto no es tarea fácil, es más, El énfasis no debería de ponerse en la asimilación de la cultura dominante sino en el enriquecimiento del individuo constituido como sujeto de sus experiencias, pensamientos, deseos y afectos.[4] ¿Cómo lograrlo? Pues, además de con una labor continuada de educación, de apoyo financiero, recursos humanos y promoción, mediante iniciativas de esta clase que impactan en la ciudadanía alterando su sentido consumista cotidiano del ocio nocturno.

En Cartagena tenemos la oportunidad de apropiarnos de una variada cantidad de actividades en torno a su Noche de los Museos en cuya edición de 2012 tiene una especial relevancia la apertura del Barrio del Foro Romano en el Parque Arqueológico “El Molinete” con restos de gran riqueza arqueológica del Siglo I a.c. Y seguro que superará lo vivido en ediciones anteriores, en donde nos sorprendimos con novedosas e ingeniosas actuaciones como fue el caso de  la perfopoesía.

La invasión pacífica, provocativa y estimulante de las calles y determinados espacios donde residen los museos contará en esta edición nuevamente con acciones de arte performance como las que realizarán Malgosia Butterwick, Eduardo Hurtado o Eva Santos en  la Plaza de la Merced frente al MURAM. Los cinéfilos admirarán el documental en torno a la figura y la obra del cineasta ateniense Theo Angelopoulos en la Muralla Púnica, junto al verbo profundo de la poesía helenística con recitales a cargo de los poetas José Daniel Espejo, Vicente Velasco y Alberto Chessa, entre otros. A quienes nos gusta la fotografía intentaremos diseccionar las vicisitudes de la obra de Abel Ros en el Palacio Consistorial. Los cinéfilos tienen su espacio de cortos en la Plaza de San Sebastián. Y una sugerente diversidad de géneros creativos de libre expresión artística se podrá presenciar en la Plaza del Risueño.

La colaboración y el protagonismo de la gente no se ciñen exclusivamente al rol de espectadores. Junto a la interacción ineludible con quienes representan y actúan en cada escenario público, se insiste en esta edición en la posibilidad de canalizar lugares comunes de participación, de colaboración y de creación común recuperando un sentir histórico próximo a los recuerdos más personales. En este contexto emerge el proyecto “Memoria Celuloides” que invita a los ciudadanos a rescatar las viejas películas familiares y de cine amateur en Super 8 y 16 milímetros para reconstruir la memoria audiovisual colectiva, y que se podrán ver en el Museo de la Ingeniería, la Tecnología y la Industria.

Lo femenino ocupará una especial papel sobre la imagen de la mujer y la música Soul en el Museo Arqueológico Un Circo Wilbur de acrobacias impactantes nos sorprenderán en el Museo del Vidrio. En la Plaza del Ayuntamiento, sede del Museo del Teatro Romano la Escuela de Circo Malabagic Cartagena  nos mostrarán bajo una carpa de un circo viejuno espectáculos con artistas procedentes de toda España, y bailaremos con la música folk con el grupo Malagüero y disfrutaremos con Mayte Moreno, Salvador Rocher y bailarinas de la Gerard Collins en su breve espectáculo de danza “Steine”. Además los amantes de la danza podrán contemplar a la Jove Companyia Gerard Collins en el Museo Naval (CIM), que inaugura nuevas áreas temáticas en sus fondos, y donde escucharemos también a las voces blancas de ALBUM VOCEM Conservatorio de Música de Cartagena. Los amantes de la música oiremos con fruición a la Orquesta de Cámara de Cartagena con obras Purcell, Mozart y Respighi en la Capilla Marraja de la Iglesia de Santo Domingo, y nos sumergiremos en los Refugios de la Guerra Civil con el original concierto de campanas, voz y máquina de coser de Llorenç Barber y Montserrat Palacios, y podremos seguir deleitándonos con las Cantatas de Bach e Himnos de Händel y la presentación del último trabajo de Fuel Fandango en el entorno del Museo ARQUA

Una variada serie de sorpresas nos darán los “bares de la noche” donde, entre otras aventuras y propuestas artísticas, nos atreveremos con la Escuela de Espadas para Mercenarios, que desarrolla la Escuela de Esgrima Las Tres Armas, y que recreará en el bar “La Catedral” la época de los Tercios de Flandes, y aparte de duelos de honor entre profesionales, el público asistente recibirá instrucción en el noble arte de la espada. Una danza “Misterio” y la obra teatral de W. H. Munro Saki por la Asociación La Balandra en el bar “Mr. Witt”. O las improvisaciones de La Murga Teatro en el bar “El Telar de 1883”.

Es una ocasión única de encontrarnos gentes tan diversas y variopintas en el ánimo de gozar colectivamente de los objetos, imágenes y elementos museísticos de nuestra ciudad y de conseguir que, en esta combinación de uso museístico y actividad cultural con nocturnidad, nos abra más el interés por volver a visitarlos con posterioridad y disfrutar pausadamente de cada pieza, convenciéndonos de que “un museo y un centro de arte deben ser un lugar vivo, de ocio y educacional, en definitiva, integrado con su entorno social y cultural.”[5]

Y, entre otras particularidades, quizá logremos también desarrollar esa capacidad singular del egiptólogo que acompañaba en sus aventuras a Indiana Jones, el cual poseía, entre otras, la facultad de perderse en su propio museo.

Les dejo con algunas imágenes de la edición del año 2011. Con el deseo de que en este año nos encontremos por algún rincón de los museos y plazas de Cartagena.

(Desde el Foro Ciudadano se ha organizado un viaje un autobús, que por 6 euros por persona, nos recogería en Murcia a las 7’30 de la tarde y nos traería al finalizar las actividades, sobre las 2’30 de la madrugada.  Interesados contactar con Antonio Galiano: telf.: 645875533)

NOTAS:
[1] Rosa Eva Valle Flórez: MUSEOS Y DIVERSIDAD: Explorando con todos los sentidos. En Portal UNESCO: portal.unesco.org/culture/en/files/30190/11415090751eva_valle_florez.pdf/eva%2Bvalle%2Bflorez.pdf

[2] Rosa Eva Valle Flórez: Idem. Ant.

[3] Rafael Gómez Alonso: EL MUSEO: ESPACIO CREATIVO, en: ICONO 14 Revista de Comunicación y tecnologías emergentes. www.icono14.net/revista/rn2/articulos/rafa.pdf

[4] Rosa Eva Valle Flórez: Idem. Ant.

[5] (F. Martín 2003) Citado por Rosa Eva Valle Flórez: Idem. Ant.

Compartir en Facebook