Adolescentes franceses y Twitter
por: Gabriel Navarro

En los últimos meses ha aparecido en varios medios franceses unos interesantes artículos con referencias a estudios, que tratan de describir y analizar las formas en que los adolescentes franceses se están incorporando a la plataforma de microbloging TWITTER, un artículo de Cécilia Gabizon , otro artículo de Lauren Provost y dos geniales artículos de Michaël Szadkowski. Sus observaciones y opiniones considero que constituyen referentes significativos a la hora de pensar cómo se va a ir utilizando este medio entre nuestros jóvenes en España.  Paso a traduciros y a exponer un resumen de sus contenidos:

Una frase que aparece destacada y que muestra su denominador común, y posiblemente deberíamos adoptar con cautela, es la siguiente: “Los adolescentes franceses han caído en las redes de Twitter”. Y, al mismo tiempo, como señala Lauren Provost: “Los códigos de Twitter evolucionan a medida que su audiencia rejuvenece”.

Los autores de estos artículos se apoyan en un una publicación realizada por la empresa ComScore en Francia y difundido por Le Figaro en julio, según la cual un 16 % de los jóvenes franceses entre 15-24 años estarían ya en Twiter. Sin embargo, el número de visitantes únicos por tramas de edad que ha aumentado más entre julio de 2011 y julio de 2012, corresponde a los internautas de más de 45 años: + 72 %. Este aumento es del 50 % para los de 15-24 años, del 9 % para los de 25-34, de 29 % para los de 35-44 años», según ComScore. Y casi uno de cada cinco jóvenes prefiere actualmente esta red a Facebook. Sin embargo, es ciertamente difícil ofrecer cifras precisas sobre el número de jóvenes usuarios de la red social en Francia, y la progresión de este número o proporción a sus otros miembros. Una de las causas es el tipo de datos personales que exige Twitter para dar de alta una cuenta, por lo que la edad es una referencia dudosa. Y por el hecho, además, de permitir crear varios perfiles (algunos falsos, o secundarios) por parte de un mismo sujeto. Estas dificultades hacen necesario recurrir a entrevistas para conocer las opiniones y usos de los mismos jóvenes.

¿Y qué expresan? Pues destaca una opinión que seguramente constituye un aspecto determinante a la hora de optar por Twitter, a saber: Facebook es también el “lugar” de los padres. Es decir, aunque puedan restringir el acceso de sus perfiles a algunos contenidos que cada joven pueda colocar en su muro, la mayoría de adolescentes se ven en la obligación de aceptar como “amigos” a sus padres. Pueden controlar en parte qué cosas ven, pero se percibe cierta sensación de “espionaje”, según manifiesta una de las chicas entrevistadas.

Más no sólo es el entorno familiar, otro de los adolescentes expresa por qué dejó Facebook: «Tenía toda la escuela en mi perfil. Me sentí bajo presión de tener que gestionar mi imagen, no se puede decir que no a aquellos que no lo hacen.”  Por el contrario, el riesgo de encontrar en Twitter a los miembros de su familia e incluso a sus compañeros de la escuela secundaria es aún bajo. «¡Twitter es justo para mí!», declara otro chico de 17 años que acaba de lanzar su cuenta, en este sitio donde «se toma un apodo y son libres para construir su personaje”. En Twitter “es como en la tele, la gente te mira, pero tú no tienes que fingir reconocerla”. Y se pueden “conseguir muchos fans” según tus mensajes más o menos picantes, de broma, o infantiles.

Otros consideran que no es más que una agitación en la Web, donde las modas se suceden. Después del MSN, mensajería instantánea, blogs y Facebook, los adolescentes buscan también en Twitter, aprovechando el anonimato de los apodos, la posibilidad de ser seguido por muchos “followers”. Un intento de disfrutar de la fama que ofrece la red, sin la molestia de una impronta que lleva su nombre y nunca se borra. Aunque, al principio, la motivación de estos jóvenes con Twitter era la curiosidad y la posibilidad de “seguir a celebridades”, los códigos y la jerga propios de esta red de microblogging (RTs, Hashtags, etc,..) se aprende gracias al apoyo y orientaciones de los amigos e iguales. Esta novedosa tendencia aparece justamente cuando Facebook deviene como algo “viejo”:

#GrâceÀTwitter je me suis rendu compte à quel point Facebook était nul. — FUCK YOU BITCH. (@ASongz_)

Dado que la impresión de anonimato sobre Twitter es mucho más grande, ellos se liberan allí de una cierta presión en torno a su vida digital. Y la conversación es más fácil, tanto con la gente que conoces como quien no. Twitter deja abolida la noción de “amistad” que requiere Facebook, y facilita la conexión con quién se quiera y comentar cualquier tweet sin precisar aquél tipo de relación. Y se basan en una ilusión: «los padres no conocen Twitter, somos más libres en cierto modo».

Pero no deja de ser algo contradictorio, dado que cambiar sus parámetros de privacidad y el carácter confidencial de una cuenta en Facebook es, en principio, algo más al alcance de la mano. En cambio, por mucho que se adopte un apodo en Twitter, finalmente existen más posibilidades de identificarse una persona al adoptar un perfil público (si uno quiere conseguir followers, p. ej.).

No obstante, en sus discursos, estos adolescentes opinan que esa visibilidad no les plantea ningún problema: ellos conocen las reglas del juego de estar expuestos “on-line”, y las aceptan. Y algunos manifiestan tener cuidado en los mensajes que publican y evitan contenidos comprometedores. Incluso piensan en los efectos negativos posibles de mensajes inadecuados entre sus futuros empleadores. En consecuencia, Twitter se asimila como un espacio más de expresión en la web como otros.

La mayoría de jóvenes entrevistados reivindican un uso de Twitter entre la libertad y la responsabilidad bajo la cobertura de cierto anonimato mediante pseudo nombres o ciertos códigos inaccesibles a sus padres. Y los que utilizan intensivamente Twitter no consideran la visibilidad de sus tweets como un freno o una amenaza. Al contrario, es para ellos un triunfo, y se apoyan a las mil maravillas en lo que consigue el éxito de la red: la inmediatez, la visibilidad, el viralidad.

Nicolás Bermond de la agencia de comunicación digital 50A, opina que ellos “se apartan del uso ‘tradicional ‘ de Twitter, para impulsar la red al máximo, incluso a los límites de sus capacidades». Para otros observadores, como el bloguero Mantlegen, «los adolescentes llegaron con sus códigos ya existentes. Ellos comparten todo: sus pasiones, su geolocalización, el hecho de que se aburren en clase” como muestra de que es sólo un «uso normal» para la juventud. Un ejemplo se ve en determinados “trending topics” que han aparecido en los últimos meses en nuestro país vecino, con la aparición recurrente de juegos de palabras dedicadas a la vida cotidiana de los jóvenes, al cine, o los ídolos musicales de la cultura adolescente. Uno de los hashtags más simpáticos y, a su vez, irreverentes es: #DansLesLycéesYaToujours , que surgió el 22 de septiembre.

Por otra parte observando con detalle la actividad de los más grandes usuarios adolescentes, nos encontramos con los «meneurs» (líderes), es decir las cuentas de adolescentes entre las que el número de tweets enviados y de seguidores se cuentan por decenas de millares. Y para llegar a estas estadísticas impresionantes, todos los métodos además del «crecimiento natural» son buenos: un «flujo» vinculado a una línea de contenidos basada sobre el humor y la proximidad, pero igualmente el uso de las estrategias de multicuentas o las incitaciones permanentes a seguirles (véase: la vitalidad del «followback», que funciona sobre el principio: «si me sigues, te sigo», o aún la recurrencia de los «RT y yo te follow», etc.,… ), con prácticas extremas donde algunos han observado a adolescentes tuitear ya sea durante el horario escolar, ya durante altas horas de la noche, gracias a la versatilidad de los smartphones.

Para Nicolás Bermond: «Una de los objetivos mayores del adolescente que tuitea es que hay que generar una gran comunidad. Esto es, como los objetivos de las marcas y las empresas.» Pero ellos lo hacen sobre todo para ganar una popularidad propia de la adolescencia: una clase de génesis de «personnal branling «, entre impresionar a sus amigos, los ligues y el entretenimiento. Otros no dudan en salir a escena con el servicio de Twitcam para ser entrevistados en directo por vídeo por sus seguidores en Twitter. Algunos son verdaderos profesionales del marketing individual, pero «sin darse cuenta”. Quizá, esta búsqueda de popularidad no sea más que una seña de identidad del gregarismo característico de los jóvenes (y de los adultos), de sentirse conectado a los demás.

«C’est un passe-temps marrant. C’est cool d’avoir des followers, même si ça ne sert pas à grand-chose»

Y en medio de este frenesí, algunos, como cualquier buen adolescente, no dudan en violar los códigos de los adultos presentes en la red. «Demuestran una cultura de la piratería suave», pero, al mismo tiempo, estos chicos no encajan en ningún movimiento contra-cultural, se sienten integrados en los códigos de consumo y están lejos de derribar esta sociedad. Según el psiquiatra Laurent Karila «lo que les seduce de Twitter es que va más rápido que las otras redes sociales incluida Facebook.» La instantaneidad y el flujo continuo de mensajes cautivan a los nativos digitales. Para su colega, Yann Leroux, «no hay que caer en la pedagogía del miedo», sino al contrario «utilizar  este apasionamiento». Ambos especialistas opinan que si los adolescentes desembarcan masivamente sobre Twitter, esta red social no tardará a interesar a sus mayores, incluso los menos conectados, y no sería más que para controlarlos.

Sin duda los cambios vertiginosos en los usos de los medios que nos ofrecen las plataformas de redes sociales son inevitables y nos provocan cierta incertidumbre, pero van marcando el territorio por donde se expresan los jóvenes, una muestra lo tenemos en este tweet:

(Trad.: Mi tata me pregunta: ¿No tienes MSN (Messenger)?” Tata, estamos en 2012.)


REFERENCIAS:

Cecilia Gabizon: Les adolescents français migrent vers Twitter. Le Figaro 08/07/2012

www.lefigaro.fr/actualite-france/2012/07/08/01016-20120708ARTFIG00188-les-adolescents-francais-migrent-vers-twitter.php

Lauren Provost: Twitter, nouveau terrain de jeux des adolescents. Huffington Post 30/8/2012

www.huffingtonpost.fr/2012/08/30/twitter-ados-adolescent-reseaux-sociaux-tweets_n_1844516.html

Michaël Szadkowski: Les adolescents sur Twitter, acte I : «C’est histoire d’être ‘in'» Le Monde 12.10.2012

www.lemonde.fr/technologies/article/2012/10/12/les-adolescents-sur-twitter-acte-i-c-est-histoire-d-etre-in_1761942_651865.html

Michaël Szadkowski: Les adolescents sur Twitter, acte II : la mise en scène frénétique de soi

www.lemonde.fr/technologies/article/2012/10/12/les-adolescents-sur-twitter-acte-ii-la-mise-en-scene-frenetique-de-soi_1772626_651865.html


NOTA:
Agradezco a Delphine Foviaux del CIDJ su constantes y oportunas noticias en su perfil de Twitter @DelpheF respecto a estudios y la condición social de los jóvenes en Francia. Es un referente fundamental en estas materias.

Compartir en Facebook